VI Marcha por la Dignidad. No oblidem les morts al Tarajal!

Des de la Plataforma Girona Acull ens adherim a la VI Marcha por la Dignidad, en commemoració dels tràgics (i no excepcionals) fets ocorreguts fa 5 anys a la platja del Tarajal. 

Us fem arribar, també, un breu escrit dels organitzadors de la Marcha que es fa anualment, en que s’explica els objectius d’aquesta i què s’hi commemora.

CARTEL TARAJAL.jpg

Los graves sucesos ocurridos en la playa de “El Tarajal” el 6 de febrero de 2014, cuando quince personas se ahogaron al intentar llegar a Ceuta; las “devoluciones en caliente” y las “devoluciones express” vividas en Ceuta y Melilla, sitúan a las dos ciudades autónomas en el punto de mira de las autoridades españolas y europeas, de las organizaciones españolas e internacionales de defensa de los derechos humanos y de los medios de comunicación.
Ante escenarios similares, el escritor Eduardo Galeano invitaba a la esperanza: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Esta es la pretensión de las MARCHAS POR LA DIGNIDAD (que se realizan cada año, desde el 2014) aportar nuestro granito de arena haciendo visibles las vulneraciones de Derechos Humanos que acontecen en nuestra Frontera Sur, apelando a las conciencias y haciendo necesario que repensemos las políticas migratorias españolas y europeas.

¿Qué pasó el 6 de febrero de 2014?
La muerte de 15 subsaharianos en Ceuta al tratar de entrar a España marcó un antes y un después en la política migratoria.

A las 7.40 horas se esfumaron los sueños de 15 personas. Un amanecer frío, oscuro, triste, tras horas caminando a la intemperie, decenas de inmigrantes se lanzaron al mar para alcanzar el mundo que anhelaban. Se entregaron al Mediterráneo aunque algunos ni siquiera supieran nadar. La tragedia se incrustó el pasado 6 de febrero de 2014 en la pedregosa arena de la playa ceutí de Tarajal, donde 15 subsaharianos perdieron la vista ante la mirada de la Guardia Civil. En el episodio que marcó un punto de inflexión en la historia migratoria del país y que definió la política del Gobierno en la materia.
Porque hubo un antes. Un Tarajal… y un después. Porque los perímetros fronterizos de España se convirtieron de nuevo en una tumba fruto de las políticas migratorias actuales.

En estos últimos años, hemos vivido el intento de la “legalización de devoluciones en caliente” y recientemente, de las “devoluciones Exprés”, para las singularidades de Ceuta y Melilla; el mantenimiento de concertinas, la violación de los Derechos Humanos en los asentamientos en los montes colindantes a ambas ciudades por las autoridades marroquíes… consecuencia de la externalización de las fronteras que nos muestran a diario las vergüenzas de la frontera sur de Europa.

Anuncis